Otto y los esqueletos en su clóset

Portada Final 9

 

El juicio por genocidio contra Efraín Ríos Montt ha destapado las emociones más profundas entre sectores dominantes en el país. El desarrollo y cobertura del proceso han sacado a la luz evidencia incómoda para el actual Presidente, Otto Pérez Molina.
Inmediatamente después de la sentenciapor genocidio contra el pueblo Ixil que condebana a Ríos Monttel 10 de mayo 2013, la cual posteriormente quedaría anulada por un fallo de la CC, una mala decisión del equipo de comunicación de la Presidencia, llevó a Pérez Molina a aceptar una entrevista con el canal CNN en español.
Cuando el periodista Fernando del Rincón lo cuestionó al aire sobre su aparición en el documental del periodista estadounidense Allan Nairn, filmado en septiembre de 1982, en donde Pérez Molina declara ante la cámara que “todas las familias están con la guerrilla”, la señal desde Guatemala se interrumpió. Después de la pausa, la audiencia pudo ver a un mandatario irritado que calificó de falso al testigo que lo señaló en el juiciocontra Ríos Montt y, mucho más delicado, afirmó que la Fiscal General habló con él para contarle que estaba sorprendida por las declaraciones del testigo.
No es que el documental en el que participo Allan Nairn, llamado “Guatemala: Titular de Hoy”, sea desconocido por los guatemaltecos, pero después de la entrevista con CNN, ese material ha regresado a perseguir a Otto Pérez Molina en una atmósfera marcada por el juicio por el supuesto genocidio ejecutado en tiempos en dónde él participó como comandante de operaciones en el triángulo Ixil.
Ahora que el juicio ha sido retrocedido al momento en el que se encontraba el 19 de abril del 2013, cobra relevancia el artículo publicado por Allan Nairn en su blog www.allannairn.org el 18 de abril, día en el que fue suspendido el juicio momentáneamente. En su artículo, Nairn afirma que después de la declaración del testigo Hugo Ramiro Leonardo Reyes, quien señaló la participación de Pérez Molina como el comandante Tito, el Presidente logro la suspensión del juicio mediante una “secreta intervención”.
Nairn también afirma que él había sido incluido en la lista de “testigos confiables” y que su declaración estaba programada para el 15 de abril, pero que después de las declaraciones de Reyes la fiscalía le indicó que ya no necesitaría de su colaboración.
Consideramos prudente que, durante la repetición del juicio contra Ríos Montt, la sociedad civil exija al Presidente abstenerse de reunirse y conversar con la jefe del Ministerio Público, para evitar presiones sobre el proceso, algo tan importante como lo es que la fiscalía se replantee la posibilidad de incluir al periodista Nairn en el listado de testigos. Sin duda, su documentación respecto a lo ocurrido en la región Ixil en 1982 puede contribuir a esclarecer los hechos.

Deja un comentario en: “Otto y los esqueletos en su clóset

  • 25 julio, 2013 en 1:57 pm
    Permalink

    Yo fui victima de esa intervencion del Gobierno, para que las salas de trabajo dictaran sentencia en mi contra, aun con pruebas fidedignas del despido ilegal, nunca las salas se pronunciaron sobre la legalidad o ilegalidad del despido, los ineptos de la Corte de Constitucionalidad indican que no pueden ser instancias revisoras en el mismo despido ilegal, me pregunto yo si todos estos ineptos no pueden conocer sobre la legalidad o ilegalidad del despido ¿Entonces quien chingados en Guatemala puede conocer?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *