Pago de Aceros de Guatemala compensa brecha fiscal

El pasado mes de febrero el Ministerio Público, junto con la CICIG anunciaron un nuevo caso de corrupción anexo a La Línea denominado Caso de Impunidad y corrupción en la SAT, en el que la empresa contratista del Estado, Aceros de Guatemala, quedó acusada y denunciada por delitos defraudación tributaria y caso especial de defraudación aduanera. 

La empresa de aceros evadió impuestos desde el año 2012, cuando realizó compras fantasmas de chatarra, en 2015 falsificó sellos bancarios también por compra de chatarra, dando un total de Q270 millones evadidos. A principios de este mes, el MP notificó que por orden judicial, la empresa Aceros de Guatemala sería intervenida.

12438950_1175553369141008_2225807514151372871_n

Sin embargo, el día de ayer mediante una conferencia de prensa, Thelma Aldana, Iván Velásquez y el superintendente Juan Fancisco Solorzano anunciaron que la empresa realizó un pago al fisco de Q782.9 millones de quetzales, que representa la cantidad total de impuestos evadidos y las multas e intereses en su totalidad.

Esto fue considerado por Solórzano como un hecho histórico, ya que nunca se había hecho una devolución tributaria de esta magnitud, a la vez que aseveró que este es un mensaje para todas las empresas que se han visto envueltas en casos de evasión fiscal. “Le hubiera sido más barato a Aceros de Guatemala pagar los impuestos que por el incumplimiento, que  le triplica la cantidad evadida” declaró el Superintendente.

No había pasado un día después de su intervención cuando la empresa de aceros realizó un depósito al Banco Industrial, el cual fue transferido de inmediato a la cuenta del fondo común del Banco de Guatemala, para que pudiera ser usado por el Ministerio de Finanzas. Dicha recuperación tributaria representa el total necesario para cubrir la brecha fiscal que se tenía hasta el mes de mayo, llegando a los Q 5,281.9 millones. La proyección para el año es de aproximadamente Q 53mil millones.

Con esta acción, Aceros de Guatemala, quien por el momento sigue bajo investigaciones, quedará absuelta según la subsecretaria del MP, Ana Elena Gúzman. Guzmán aseguró que el  MP, la SAT  y  la PGN acudirán al Juzgado Séptimo a hacer de conocimiento del juez que ya se hizo  el pago y  dejar sin efecto la intervención en  la empresa.

Esta devolución millonaria al Estado quedará activa a partir de mañana. Quedamos a la espera de ver en qué será utilizado y de qué forma. Los últimos meses han sido críticos para el sector de salud pública, declarado oficialmente en crisis, por lo que ha exigido una ampliación presupuestaria de por lo menos Q400 millones para atender casos de primera necesidad dentro de los hospitales públicos. Este debería ser un caso prioritario para el Estado, ya que en la actualidad los hospitales públicos solo pueden cumplir la demanda en un 60%, dejando al 40% de enfermos sin el tratamiento y cuidado necesarios.

Lo sucedido con Aceros de Guatemala sienta un precedente que podría motivar a otros grandes evasores a resolver su situación sin necesidad de una intervención.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *