YA SÓLO QUEDA “EL UNO”

 

Otro “ex Secre”

PORTADA FB JUAN DE DIOS copy

Las 16 personas que fueron capturadas en el transcurso de la mañana de este miércoles señaladas de cometer delitos en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss) esperan a que las autoridades del Juzgado Noveno de Primera Instancia Penal les reciban para notificarles los motivos de las detenciones y fijen día y hora en que se les tomará la primera declaración.

Entre los detenidos figuran el presidente y vicepresidente del Igss, Juan de Dios Rodríguez y Julio Roberto Suárez Guerra, presidente del Banco de Guatemala y de la Junta Monetaria.

Investigaciones realizadas por personal de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), del Ministerio Público (MP), vinculan a los ahora detenidos con diversos contratos anómalos que la junta directiva del Igss avaló, entre estos uno con la Droguería Pisa, empresa responsable de haber infectado al menos a 22 pacientes con insuficiencia renal.

De acuerdo con la Cicig y la Feci, la junta directiva del Igss, presidida por Juan de Dios Rodríguez contrató a la Droguería Pisa para prestar el servicio a pacientes con problemas renales sin que tuviera la capacidad para el mismo. Las pesquisas establecieron que el monto del contrato fue por Q116 millones, de los cuales entre el 16 y 17% fueron entregados en comisiones a los directivos del ente responsable de la seguridad social en el país.

Se trata ahora del segundo gran golpe que pega la Comisión y que impacta sensiblemente en una Presidencia al borde del precipicio. Esto, pues Juan de Dios Rodríguez, fue ex Secretario Privado del Presidente, al igual que Juan Carlos Monzón lo fue de la ex Vicepresidenta, Roxana Baldetti. Es pues, otra persona de su círculo cercano, otra persona de su confianza.

Y con esto, Otto Pérez Molina nuevamente en la mirilla pues fue por decisión suya que Juan de Dios Rodríguez fue impuesto en el Igss.

 

El último que quedaba

El ahora exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, declaró a medios de comunicación que su renuncia al cargo no debe verse como una escisión dentro del Gobierno ni dentro del Partido Patriota (PP), de cuyo Comité Ejecutivo forma parte, y que su salida del gabinete de gobierno fue porque “ya le tocaba” irse.

En conferencia de prensa en la sede del Ministerio de Gobernación, López Bonilla enumeró los logros de su cartera y dijo no temer a que se le investigue si fuera el caso, al tiempo de elogiar al presidente Otto Pérez Molina por “la decisión de nombrar a Eunice Mendizabal” como su sustituta en la cartera.

“Siempre lo dije: todo lo que hagamos acá tiene que ser técnicamente irrefutable, jurídicamente irrefutable y financieramente irrefutable”, declaró el exministro al defender las compras y contratos realizados por Gobernación en los casi tres años y medio de su gestión.

Según López Bonilla, el tema de su renuncia se trató hace 15 días en una reunión de gabinete en la que acordaron, como equipo de Gobierno, varias líneas de acción que valoraron convenientes para “favorecer las acciones propias del Presidente”.

El ex funcionario afirmó, sin embargo, que seguirá colaborando con la institución a la que renunció “porque hay temas pendientes como el fortalecimiento de las academias, los centros de investigación y la nueva Ley Orgánica de la Policía Nacional Civil”.

Junto a López Bonilla dimitió también el viceministro de Seguridad, Edi Juárez, para quien no ha sido nombrado sustituto, en un día en el que el presidente Otto Pérez Molina oficializó además las renuncias de la ministra de Ambiente y Recursos Naturales, Michelle Martínez; el secretario de Inteligencia, Ulises Anzueto, y del titular de Energía y Minas, Edwin Rodas, quien apenas llevaba una semana en el cargo tras la renuncia de Erick Archila Dehesa.

Con la salida de Mauricio López Bonilla se puede decir que Otto Pérez Molina ha quedado sólo, ahora intenta reinventar un gabinete para aguantar los ocho meses restantes o bien, resignarse a aceptar el clamor popular y dar el primer paso para su salida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *